Recomendaciones para escapar de la Cartelera: 5 Buenas Películas del 2017 que seguramente no has visto

¡Por qué usted lo pidió! ¡Lo necesita! ¡Le urge! ¡Lo requiere! ¡Lo desea! ¡Lo añora! ¡Las extraña! Vuelven las recomendaciones para escapar de la cartelera ¿Está usted harto(a) de superhéroes cómicos, mutilaciones baratas y remakes inservibles? ¿Está usted cansado(a) del asqueroso cine mexicano y de que nadie deja de hablar de Coco como si fuera la única opción en la filmografía 2017? Entonces querida y estimado, esta es su sección, una bonita recopilación de filmes mensuales sobre determinados temas que harán que su falta de interés en la cartelera se convierta en un nuevo amorío fílmico, una simbiosis con el séptimo arte que desencadenará una serie de nuevas sensaciones y emociones cinéfilas dentro de usted ¡Y todo gracias a Cinescopia! ¡Alabados sean tod@s!

Y para no dejar de lado todo aquello en lo que nos ha fallado la cartelera, comencemos por revisar 5 títulos del 2017 que nunca se estrenaron, nunca se  estrenarán comercialmente y que muy seguramente usted no vio (y en algunos casos ni sabía que existían), pero que aun así ya puede ver en televisión o en algún sitio emergente de esos que abundan en la web de manera gratuita y con la más alta definición.

Con ustedes 5 Buenas Películas del 2017 ignoradas por la existencia ¡De nada!

 

Bonus. One More Time with Feeling (Australia)

Vamos con el extra, un documental que revoluciona su mismo lenguaje y del que apenas fuimos testigos a principios del año tras su estreno en variados canales online (A pesar de que la producción data del 2016). Un testimonio imprescindible sobre el proceso creativo del último álbum de Nick Cave and The Bad Seeds, el cual fue impactado en su proceso por la muerte del hijo del legendario cantautor, lamentable suceso que obliga a su director Andrew Dominik (Si, el mismo de la genial The Assassination of Jesse James) a adaptar el relato sobre la marcha, representando así una excelsa comunión entre el luto y la concepción artística.

Conceptualizado en un inicio como testamento musical, Dominik y Cave (increíble e intimista química entre director y cantautor) logran erigir en base a variadas de sus pistas musicales un ejercicio estético y auditivo bellísimo, esencial para todo aquel fanático del excéntrico y único artista; por otro parte, en el choque espiritual radica que la narración se someta a un cambio de curso que toca tonos surrealistas tan humanos como devastadores. La última pieza musical que conecta la conclusión con sus créditos contiene una fuerza emocional tan intensa que será difícil no simular en nuestra mente un final y funeral tributo a la figura desbalagada de Arthur Cave

 

Brawl in Cell Block 99 (Estados Unidos)

Una fábula romántica llena de violencia y gore. El responsable de la impactante Bone Tomahawk confirma su posicionamiento como autor contemporáneo “grindhouse” al de nuevo presentarse en Sitges con buenas críticas, dejando entre la audiencia una sensación de mejora narrativa continúa pese a la estipulación de un estilo arriesgado que raya entre lo absurdamente visual y conmovedoramente trágico.

Escondido bajo la máscara de un thriller carcelario, este acaparador descenso infernal a la deshumanización por la búsqueda de un bien mayor (amor y vida), regala en su lento pero disfrutable proceso a un peculiar antihéroe excelentemente interpretado por Vince Vaughn, convincente, invencible, cautivador  y estúpidamente poderoso “gorilón” que en dicha debacle de barbarie provee al relato de la lógica necesaria para sostener la hipnótica narrativa de S. Craig Zahler. No se deje llevar por lo correcto y tenga en cuenta que estamos ante un astuto, inteligente y emocional cine serie b.

 

A Ghost Story (Estados Unidos)

A pesar de algunas secuencias prolongadas de manera innecesaria, es innegable la inventiva y frescura en el guion y dirección de David Lowery, el cual a través de una sábana andante como testigo, es capaz de crear un mundo metafísico donde dos dimensiones se unen para recrear lo que en realidad es una historia de amor que trasciende tiempo y espacio. Confirmándose como uno de los cineastas indies más interesantes, el imponente manejo de la atmósfera hace que el espectador conecte de manera inmediata con el “ente” de la fábula muy a pesar de la nula expresividad de un “Casey Affleck” y la previsibilidad de su giro de tuerca, característica que no le resta emotividad.

La propuesta al final resulta tan atractiva que incluso raya en la interactividad hacía con el espectador, el cual podrá suponer o sugerir mentalmente distintas situaciones frente a un cierre de ciclo ya establecido desde un principio. Quizá pudo haber rayado en la perfección de haberse rodado como un cortometraje, sin embargo es innegable que estamos ante uno de los libretos más originales del año.

 

Buster’s Mal Heart (Estados Unidos)

Surrealismo apegado a las nuevas y alienadas tendencias e ideologías sociales que resultan tan disparatadas como en ocasiones terroríficamente más reales de lo que pensamos. Vertida de un humor negro casi imperceptible por los no usuarios de esta corriente vivencial, la novata Sarah Adina Smith consigue junto a un brillante Rami Malek un cruento thriller psicológico que cambia de velocidad y tono en 3 ocasiones: la primera para establecer un muy disfrutable misterio; la segunda para explotar un cruento y emocional conflicto; y la tercera para trasladarnos por un momento a los mejores tiempos de David Lynch, autor que de manera obvia salta como un referente hacía ese confuso pero recreativo final.

Es de revalorarse la presencia de Malek en el cine, histrión que a través de la televisión y pequeñas inclusiones indies como la cinta en cuestión, comienza a hacerse un espacio dentro de los actores más interesantes de su época, esperando que no sufra la suerte de muchos y no pase de convertirse en nada más que un talento desperdiciado.

 

Spielberg (Estados Unidos)

Documental hecho para la cadena televisiva HBO que para bien o para mal significa lo mejor de Steven Spielberg en los últimos 10 años ¿La razón? Una narración documental e investigativa de Susan Lacy sobre la vida y obra del director que nunca decae en ritmo e interés a pesar de sus 147 minutos de duración, los cuales se verán sobre recompensados al exponer algunas cuestiones psicológica que estructuran al Rey Midas como si se tratase de un personaje más en alguno de sus dramas y/o aventuras.

Así, las influencias sobre la vida extraterrestre  y los traumas arraigados por la discriminación judía, padre ausente y madre un poco demente, se congeniarán al proceso creativo de cada uno de sus films, poniendo especial ahínco en aquellos que comenzaron su carrera como uno de los mejores narradores de aventuras en la historia del cine. Para los detractores, el objetivo planteamiento del documental también reluce cierta crítica hacia el tono nostálgico e infantil del cineasta, enfocando de igual manera dichos argumentos a sus problemas personales y como una manera de expresión terapéutica. En conclusión, una excelente radiografía sobre el polémico primer y quizá único monarca de Hollywood.

 

Brigsby Bear (Estados Unidos)

La ópera prima de Dave McCary tiene todos los ingredientes para convertirse en un ejercicio indie de culto, comenzando por uno de los más frescos libretos del año que contiene una maquillada y sarcástica crítica hacia la cultura pop y la generación millennial. Dando un giro de tuerca en los primeros 15 minutos, este revolcón narrativo nos trasladará de una siniestra fábula a un peculiar drama familiar y teenager que verá en la interpretación e interacción de su protagonista Kyle Mooney los mejores momentos hacia y con el mito de Brisgby, un programa televisivo sobre un oso interestelar creado para enajenar y capturar la menta de un individuo víctima de una funesta tragedia infantil, pero que a la priori, se convertirá en el único elemento que lo resguardará de un desconocido mundo, albergando las esperanzas de toda una comunidad. Cine sobre cine, toques surrealistas, referencias a variados shows de tv, guiños a Star Wars y un irónico e hilarante tributo a la carrera de Mark Hamill como actor, creador y prestador de voces, serán el deleite de una nostálgica comunidad geek, así como de los cinéfilos mas empedernidos

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*