The Guilty: Una cátedra de buen cine de suspenso

El día de ayer escribía sobre la película Siberia que fue una mega decepción para el cine de suspenso. Pues bien, hoy me saqué la espinita ¡y de qué forma! Con la cinta danesa The Guilty (El Culpable), ganadora del premio internacional en el pasado Festival de Sundance.

El buen cine de suspenso es ese que lo tiene a uno pegado al asiento con la respiración entrecortada y los nervios crispados. The Guilty pertenece a este. De la mano del director Gustav Möller, tenemos una historia que si bien puede resultar muy simple a primera vista, para los 40 minutos nos tiene ya con el estómago revuelto y las uñas mordisqueadas.

La historia es esta: El policía Asger Holm (Jakob Cedergren), al parecer tuvo un incidente y está pasando un tiempo de reprimenda en la línea de ayuda de la policía. Un día antes de su audiencia recibe la llamada de una mujer que le indica que fue secuestrada y la llamada se corta sin más detalles. Asger está en el dilema de investigar por su cuenta más a fondo o pasarle la llamada a alguien del turno siguiente.

Eso es todo. Y sin embargo el director es tan habilidoso que con una premisa simple entreteje una trama basada en planos cercanos al rostro de Asger y sus reacciones ante las llamadas que hace y recibe para lograr solucionar este caso hasta el final.

No hace falta una gran escenografía o gastar en detalles que solo distraerán la atención de lo que el director nos quiere mostrar, y eso es, Asger. Este hombre poco a poco nos da vistazos de que sus tribulaciones poco tienen que ver con la labor que está desempeñando y ahí estamos, sabiendo que el hombre carga con algo más que estrés pero esperando el momento en que de una u otra forma se descargue.

Y es que si usted (como yo), ha trabajado en un call center sabe lo estresante que esta actividad puede ser y encima si es en línea de ayuda uno sale de su turno derechito con el psicólogo o la botella de vino. El trabajo es pesado y si encima recibe una llamada de una víctima de secuestro créame, no será la mejor noche de su vida.

El director Möller que también escribió el guion se encarga de llevarnos de la mano con ritmo ágil al tiempo que nos da vistazos tanto de Asger como del caso que lo tiene secuestrado a él también.

De igual forma vamos conociendo un poco de todos los involucrados en esta llamada. Iben (voz de Jessica Dinnage) es la mujer que denuncia su secuestro, Johan Olsen es Michael, el exesposo de Iben, Katinka Evers-Jahnsen quien da voz a Mathilde, la hija de Iben y Omar Shargawi como Rashid, el compañero de Asger. Todos estos personajes a quienes jamás vemos, ni en fotografía, se encargan de desarrollar, a base de llamadas, un propio trasfondo e historia en que el suspenso es el velo que poco a poco vamos develando para llegar a un clímax en el que más de uno soltamos una exclamación de asombro mayúsculo.

Este es el tipo de películas de suspenso que da gusto ver, donde el director es capaz de generar emociones únicamente con tomas al rostro que solo provocan la sensación de sofocación y ansiedad que todos los involucrados están pasando. No hay detalles ni distractores que le permitan a uno alejarse de la situación más que la representación del caso que tanto el protagonista como la audiencia construye en su propia cabeza. Esto es suspenso rico, disfrutable y que seguramente le dejará una muy grata impresión.

El Culpable es una de esas gratas sorpresas en este mar de superhéroes y grandes nombres venidos a menos. Mi recomendación es que no se la puede perder, y si ya la vio, cuéntenos su experiencia que estamos ansiosos por saber qué les pareció.

¡Hasta Pronto!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*