TOP 20: Las mejores películas de comedia según El Fett (2 de 3)

Considerado el género más antiguo en el cine junto al documental y con origines en las tablas teatrales, la comedia en su naturaleza y base argumental representa su mayor peculiaridad y autentificación de entre los demás rubros, pero también su debilidad dentro de la escena. Habrá por esto que diferenciar dos términos  clave para su estudio, conocimiento y consecuente valoración: Por una lado tenemos el llamado en un principio “cine cómico” (Ahora diferenciado como slapstick), el cual se caracteriza por representar situaciones chuscas carentes de una estructura dramática, tridimensionalidad en sus personajes y/o evolución narrativa de los mismos o bien de su argumento, dejando entonces al género de “la comedia” trabajar a través de una unión con alguna otra vertiente argumental como el drama, thriller o el romance.

¿La comedia es entonces un elemento narrativo sobre la base argumental en otro género? No, pues para eso existe el llamado comedy relief (Un interludio que aligera la tensión dramática a través de algún dialogo o situación), un elemento dentro del lenguaje cinematográfico que si bien puede ser forzado en muchos libretos, su inclusión no hace a una cinta cómica (A pesar de que en muchas ocasiones parece muy excesivo). Teniendo esto en claro y a diferencia del cine de acción (Que no puede subsistir por si solo), tenemos la certificación del género, incluso siendo este la base argumental en innumerables ocasiones que desembocan en los diferentes tipos del mismo (negra, parodia, tragicomedia, romántica) o bien, acogiendo a otros rubros en combinaciones no muy comunes en donde a través del equilibrio provisto por el cineasta se pueden dar sorpresas que  al final representarán verdaderos clásicos (thriller, policiaco, ciencia ficción, fantasía).

El equilibrio mencionado entre los tonos narrativos es al final la piedra angular para considerar lo que es “una buena comedia”. En esta segunda parte del top veremos reflejados muchos ejercicios en donde los autores y actores proveen el balance necesario para generar el posicionamiento dentro del género y del séptimo arte.

 

14. Ghost Busters (Ivan Reitman, 1984)

Ivan Reitman ha hecho dos cosas buenas en toda su carrera: la primera, procrear a un mucho mejor director que él llamado Jason y la segunda, haber aceptado dirigir el guion de Harold Ramis y Dan Akroyd, que fiel al talento del primero, pudo sostener gracias a un estofado de diálogos sumamente atractivos y brillantes (en voces de los mismos dos guionistas y de Bill Murray) los elementos necesarios para llevar a la posteridad a este gran film.

Ghost Busters en un principio puede parecer un stand up de Murray como su principal estrella, sin embargo cuando este congenia con Akroyd, Ramis o la misma Sigourney Weaver, la química también aderezada por el buen ritmo de Reitman sobresale por encima del relato adepto al género fantástico, dando un ejemplo claro de lo que hablamos previamente en la introducción, pues si bien el tema de un grupo de inadaptados doctores y científicos dedicados a eliminar espíritus fantasmagóricos por ende significa un tema de fantasía, el excelente tratamiento de la historia no deja dudas de estar ante un ejemplo de comedia por demás sobresaliente que repito, se sostiene por el carisma y humor de sus protagonistas más allá de su buena ambientación, su tono oscuro auspiciado por la presencia de una deidad apocalíptica y un hombre de malvavisco que crean el perfecto e irónico balance ¡Claro! Sin olvidar las notas musicales tan típicas del cine de los 80’s.

El Momento: La conversación con Gozer es majestuosamente divertida, denotando en el mero clímax la naturalidad y la química entre los 3 personajes principales ¡Esa chica esta tostada!

 

13. The Pink Panther (Blake Edwards, 1963)

Dicen las malas y buenas lenguas que el carácter de Peter Sellers era inversamente proporcional a lo hilarante de sus personajes (Un mamón de primera clase), pero podemos estar seguros que bajo el cobijo de Blake Edwards, el que tal vez sea el mejor comediante del séptimo arte encontró paz, tranquilidad y el mejor de los medios para desplegar su comedia que como nadie, combinaba el talento histriónico con los gags físicos de manera fastuosa (Y que aprendan los inaguantables Eddie Murphy, Mike Myers, Jim Carrey, etc). Siendo verdaderamente un deleite ver cada una de sus actuaciones, faltaba un tema insignia de la comedia como The Pink Panther para manufacturar quizá su ejercicio más famoso y comercial, pero no su mejor a pesar de la pericia del cineasta, del tema de Henry Mancini y algunas secuelas (3 para ser exactas) que gradualmente fueron bajando de calidad pese a la increíble presencia de este camaleón ingles interpretando al Inspector Clouseau.

Aun así estamos ante un clásico, siendo su mayor virtud el desprecio por la simple parodia policiaca para construir un personaje y conflicto únicos donde nuevamente la comedia pura sirve de base para figurar como anfitriona de un thriller. Por favor, quienes piensen que la versión de Steve Martin es mejor, háganme el favor de salirse de este recinto y nunca regresar.

El Momento: Con el ingenio de la dupla Edwards – Selles es difícil escoger una, pero nos quedamos con un clásico interrogatorio del Inspector.

 

12. Modern Times (Charles Chaplin, 1936)

Chaplin no solo era un genio, sino uno de los precursores del séptimo arte. El actor, director, guionista y productor sentó las bases del género siendo también uno de los desarrolladores del mismo de manera visual y argumental, pasando del mudo personaje unidimensional al complejo parodiador (The Great Dictator) y/o superviviente de la era moderna. Un verdadero visionario, Chaplin comprendió las necesidades narrativas de su patente cómica hasta llegar a este punto, donde Modern Times es sencillamente su obra cumbre aun respetando su mismo personaje nacido plano y de injerencia situacional, pero que en esta cinta ve su tridimensionalidad como parte de la sociedad obrera al servicio de la industrialización y la modernidad, perfecto epitafio para el cine mudo y epilogo para la supervivencia del relato cinematográfico.

Chaplin, siendo un cabrón irónico y sabio, hace su metamorfosis artística en esta extraordinaria pieza de arte donde antes de Sellers (Definitivamente el heredero de su legado), combinaba toda su astucia histriónica para evolucionar a su personaje sin perder esa articulación física que lo distinguió como una valor histórico adepto a toda la cultura y al arte. Cabe mencionar sus aptitudes directivas, pues no cabe duda que si algo tenía su cine (Y en especial esta cinta), era el ágil ritmo de su relato divertido y revolucionario como pocos ¡La mejor de su filmografía!

El Momento: Ver para escoger; como Sellers, debido a su mera presencia es difícil seleccionar un solo momento de este film, sin embargo esta secuencia en la línea de producción resulta realmente mítica y acorde al mensaje de esta obra maestra

 

11. When Harry Meet Sally (Rob Reiner, 1989)

Vamos con una alianza hacía con el romance que se mantiene en armonía con este top debido a su ocurrencia y agudeza en los diálogos y situaciones que una pareja experimenta en los quehaceres del amor y el desamor en un relato donde parece no pasar mucho (Dos amigos de vida verán al final que se aman y se necesitan), pero que gracias a Rob Reiner y a sus dos protagonistas sale avante llegando a ser quizá la comedia romántica más fresca y recordada de la historia.

Con su segunda participación en este top, no nos cabe ninguna duda lo que Reiner ha significado para el género, pero cuando este experimenta la combinación de la alguna vez llamada “Reina de la comedia romántica” Meg Ryan y del carisma que hace mucho tuvo un tal Billy Crystall, una cosa sensacional le pasó al cine americano y al espectador, una atrevida, familiar y honesta apuesta que si bien se internaba dentro de los estándares de su industria, también salía de paseo fuera de lo moralmente aceptado para tocar algunas fibras sensibles dentro de las relaciones humanas con conversaciones y situaciones que desembocaron en un par de secuencias ya legendarias. A pesar de esta tibieza argumental, Reiner audazmente vincula su intermitencia con su mayor fortaleza de manera propositiva, pues es su misma simplicidad y chispa provista por la química de la pareja lo mejor y lo suficiente para ser considerada en cualquier top de comedia y/o de romance

El Momento: Por siempre y para siempre la bella Meg Ryan nos hará dudar a todos los machos sobre la veracidad de un orgasmo

 

10. The Party (Blake Edwards, 1968)

La dupla Edwards – Sellers vuelve a aparecer con una película que no deja huecos para la seriedad. La historia es tan estúpida como brillante, un actor hindú que figura como extra en una producción es invitado accidentalmente a una fiesta privada donde la crema y nata de la industria fílmica se codean. Lo maravilloso aquí es además de la actuación de Sellers (En donde podemos dar cuenta de donde aparecen años después algunas copias malhechas), la naturalidad de la atmosfera que transmite Edwards y el mismo histrión posicionando a un inadaptado y torpe personaje en una situación totalmente ajena a su cultura y estatus social que bajo el tono humorístico, alcanza incluso secuencias de “suspenso cómico” (Me atrevo a llamarlo así) en espera de las acciones de este hacía con sus alrededores que van desde los primeros minutos hasta el último segundo de su metraje

Una experiencia gratificante  e ingeniosa que sirve para dos cometidos: hacer que el espectador se orine de la risa con la interacción de Sellers con su entorno y fungir como una sátira social hacia la división de estratos y culturas. Sin duda la mejor colaboración de esta dupla la cual ha sufrido injustamente debido a su falta de comercialidad y conocimiento, pero que al final resuelve el misterio de la existencia aberrante de Jim Carrey en su faceta cómica y de la mediocridad de un tal Mr. Bean.

El Momento: Ver como mantiene la tensión Edwards en cualquier situación es un ejemplo de maestría y timing audiovisual comparable con cualquier género. Ver la anterior secuencia para corroborarlo.

 

9. Annie Hall (Woody Allen, 1977)

Nunca he sido devote del cine de Allen, sencillamente porque el legendario director aprovecha su personalidad para auto-parodiarse en el 80% de su filmografía, sin embargo he de aceptar que lo que hace entrañable a esta cinta es eso, el retrato jocoso de un carácter natural. Aunque Annie Hall se ha catalogado más como un romance que como una comedia, este último elemento es el único justificante para sostener una historia cruda sobre un amor imposible donde dos ideales independientes y similares parecen no congeniar al final de cuentas. Así, el film ganador del Oscar trasciende la barrera de la pantalla grande gracias a la comiquísima auto interpretación de la pareja protagonista (Recordemos que Diane Keaton recogió su Oscar vestida como Annie Hall) y a que a pesar del tiempo, el lenguaje audiovisual y el dialogo patentado por Allen (en un guion poco más que maravilloso) siguen vigentes en la época actual (Mas aún con tanto hipster rondando por las calles)

Al final, quizá este film sea un medio terapéutico para superar el amor perdido a través de la risa, la cual dicen, es el remedio para todas las penas, incluso para aquellas donde Woody Allen se repita así mismo en innumerables ocasiones o bien, se dedique a filmar postales hacia el final de su carrera.

El momento: Hecho un manojo de nervios, Allen, digo, Alvey se niega a probar cualquier cosa nueva ¡Hasta la cocaína en los 70’s! ¿Qué le pasa?

 

8. The Naked Gun & The Naked Gun 2 ½ (David Zucker, 1988, 1991)

No hay mejor manera de terminar la segunda parte de este glorioso y divertido ranking que con una película sin ninguna concesión o moderación dentro de su tono humorístico. The Naked Gun en su primera y segunda parte son el compendio de la absurdez construidas bajo una excelente parodia policiaca donde el destacado e increíble Leslie Nielsen carga con todo el peso del relato en carne del personaje que lo llevaría al estatus de leyenda: el respetado detective Frank Drebin

Nunca pensé escribir sobre este film, pero la realidad es que la saga de los hermanos Zucker (guionista y director también responsables de la anteriormente mencionada Airplane!), con la excepción de su tercera parte, son un homenaje a esa comedia que crea esa sensación humana de reír a carcajadas en cada minuto de su trama sin ninguna mesura de por medio, objetivo que también persigue este rubro cinematográfico y del que es grato reseñar cuando este cumple con la calidad dentro de su estructura y tono argumental coherente de principio a fin. Sin temor a equivocarme estamos ante la mejor parodia policiaca que se mantiene gracias a sus encantadores excesos y a la carismática presencia de Nielsen en sus mejores tiempos.

El momento: Los créditos iniciales son geniales (Y de los más originales que este cazarrecompensas recuerde haber visto) y marcan el tono de todo el metraje. No tienen pierde este par de buenas bromas cinematográficas.

 

En el siguiente capítulo nos encontraremos con las mejores 7 de este ranking ¡Hagan sus apuestas! ¿Quién será la numero 1?

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


10 comentarios

  • Definitivamente Naked Gun se lleva a todas esas de lleno, esa película tiene todo tipo de humor, de pastelazo, de juego de palabras, humor negro, sarcástico, en alguna parte de la película te tienes que reír por que tiene para todos.

    Ghostbusters, hasta ahorita me entero que es comedia, pero esa película fue de esas gloriosas cosas que ve uno de niño en el cine y realmente le disparan la imaginación.

    Me daré a la tarea de ver las películas de la dupla Edwards – Sellers a ver que tal.

    A ver con que nos sale mañana 😀

    Responder
    • The Naked Gun es una terapia definitivamente. Uno no puede dejar de reir viendola.
      The Ghost Busters en un relato de comedia mi estimado aun cuando su conflicto se basa en fantasia, sin embargo el guion de Ramis y la inclusion de Murray por si solos nos marcan el genero y el tono.

      Son imperdibles la mayoria de pelicula de Sellers mi estimado, se las recomiendo, quiza el mejor comediante de la historia

      Saludos, ya sale mañana la tercera y mas importante parte

      Responder
  • Concuerdo con Arqui, Naked Gun se las lleva a todas esas de calle, es que Leslie era mucho Leslie, actor entrañable donde los haya y peliculón clásico donde los haya.

    Ahora se que esto no viene al cuento, pero has visto V/H/S 1 y 2 Fett?, porque hace unos días me animé a verlas y me parecieron muy buenas películas de terror y pensé que por aquí ya estaban reseñadas, pero veo que no.

    Como sea, a esperar por la 3 parte de las peliculas de comedia, me prgunto cual será el primer puesto, :O.

    Responder
    • Leslie Nielsen un emblema de la comedia. Nos dolio su partida pero con Naked Gun y Airplane por si solas deja un legado de comedia en la historia
      Vi la uno mi estimado y no me convencio, me parecio un conglomerado de cosas ya vistas, aunque si nos vemos menos estrictos la parte uno triunfa ne momentos en sacar buenos sustos y por momentos mantiene una tension muy buena. La dos se la debo, ya no me atrevi a verla

      Mi estimado ya sale mañana la tercera parte no se la pierda que de seguro habra debate
      Saludos!

      Responder
  • Excelente ejercicio… concuerdo con muchas de las que estan en estos tops… a reserva de Woody Allen, quien es muy bueno… sus dramas son muy buenos… pero su humor me es un poco indigesto.
    En la entrega 3 pondré mi top de comedias personal… pero si es una selección dificil.

    Responder
    • Totalmente de acuerdo mi estimado, yo tampoco trago a Allen, pero habra que reconocerle como este film a lo mejor otro par o tercia y hasta ahi
      Mi estimado se acabo la espera, la tercera entrega ya sale mañana, espero sus comentarios finales como los de todos que seran un honor

      Saludos estimado!

      Responder
  • Bueno, la Pantera Rosa de Steve Martin la tengo de gusto culpable, pero la original también es buena.

    Rowan Atkinson ¿mediocre? ¿Y eso por que?

    Por favor Fett, no me digas que el primer lugar incluye las palabras Führer, can, walk y la canción We´ll meet again. No porque sea mala (porque que no lo es)sino porque sería demasiado obvio.

    Responder
    • Por que sencillamente es una copia de lo que alguna vez hizo Sellers mi estimado. Mr Bean tiene su toque pero tambien claro referente a Sellers con el cual no se compara ni le llega a los talones, mmuestra de eso son sus productos cinematograficos, mientras Atkinson esta para llorar, Sellers filmo leyendas

      No se lo dire aun mi estimado, pero juzgue por usted mismo XD
      Saludos, espero sus comentarios finales medico de cabecera

      Responder
  • Jajaja.. me rio porque esté conteo me hace recordar momentos hilarantes de esas películas. Espero no me decepcione el buen caza recompensas he incluya esa gloriosa joya de la comedia del maestro Kubrick.

    PD. Sí, lo chantajeo para que la incluya jaja..

    Saludos!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*