Y el Oscar 2013 a Mejor Actriz de reparto es para

Si hay un Oscar seguro aparte del que se entregará a Mejor Película Extranjera ¡Ese es este! Donde 4 de las nominadas figuran como simples damas de honor que solamente tendrán que poner buena cara, disfrutar la fiesta y aplaudir a la indiscutible y cantada ganadora (literal). Una categoría que gusta de premiar al talento histriónico con gran cuerda vocal, pues si hacemos un poco de memoria e historia, recordaremos que Catherine Zeta Jones y Jennifer Hudson ya se embolsaron el mencionado premio por Chicago y Dreamgirls respectivamente. Todas experimentadas con previas nominaciones (Y dos ganadoras), la clara favorita también es la más joven, confirmado que los rubros de reparto siempre son aprovechados por el talento de moda de Hollywood en una de las categorías que en la mayoría de los casos representa uno de los premios más justos de la ceremonia.

A una prostituta cantante que busca darle de comer a su hija, le hacen los honores y el paseíllo la esposa neurótica y sobreprotectora del mandatario Abraham Lincoln, otra esposa controladora y un poco “psiquis” del líder de un nuevo club religioso, otra esposa y madre de suburbio americano que tiene que lidiar con sus dos seres compulsivos y bipolares viviendo en la misma casa,  y una terapeuta sexual bastante peculiar que se termina por enamorar de su discapacitado paciente, por cierto, también casada ¡Total que aquí la que ganará es la única madre soltera! Un claro mensaje ¿No creen? Las nominadas son:

 

La Favorita: Anne Hatthaway (Les Miserables)

Premios Acumulados: ¡Todos! Bueno, no quería sonar exagerado pero si los de las asociaciones de Austin, Ohio, Florida, Kansas, Las Vegas y Washington, sin olvidar el SAG, el BAFTA y el Globo de Oro ¡Por supuesto!

Experiencia Oscaril: Una nominación previa en la categoría de actriz protagónica por Rachel Getting Married (2009)

Probabilidades: 90%

Aquí tenemos un combo ganador. Una actriz querida por Hollywood que no solo ya tuvo la oportunidad de conducir los premios en estado etílico y con un compañero más drogado que Jim Belushi, sino que también participó en uno de los éxitos taquilleros más importantes del año (The Dark Knight Rises) para además sobrarle tiempo y entregar en Les Miserables una desgarradora actuación sacrificando físico, cabello y voz. Una de esas interpretaciones en las que en instantes el espectador puede dar cuenta que arrasará con todo premio que le pongan en frente. Con tan solo 20 minutos en pantalla, Anne en verdad esta excelsa como Fantine, papel de también cierto misticismo para su carrera, pues su madre ya había interpretado el mismo personaje para la compañía de teatro en la que se desempeñaba. Si la industria de la farándula americana fuera justa, no solo se premiaría a Anne como mejor actriz de reparto con Oscar ¡Pues faltaría también un grammy honorario a la mejor voz de año! Hatthaway asegura su premio con un número musical catártico y de gran carga emocional con lágrima incluida.

Que se lo lleve para: Que se arme el número musical en plena premiación con Jackman y Crowe incluidos (No se admiten personas llamadas James Franco). Esperemos que vaya con mayas de gata para lucir más su premio.

Predicción: Agarren pañuelo porque este será una cascada de agradecimientos y un rio de lágrimas. No hay lugar para sorpresas.

 

La homenajeada: Sally Field (Lincoln)

Premios acumulados: Los palmares de los críticos de Boston, Dallas y New York ¡Nada mal! Pero tampoco nada bien

Experiencia Oscaril: Dos victorias de dos nominaciones previas y en la categoría principal ¡Nada mal! Una por Norma Rae en 1979 y la otra por Places in the Heart de 1984.

Probabilidades: 5% (Por no decir nulas) ¡Nada bien!

Este año no es para las veteranas, y es que a pesar del perfecto desempeño de Sally Field (Mejor conocida como la madre de Forrest Gump) como la esposa neurótica, siempre estresada y angustiada de Abraham Lincoln (Cualquier parecido con sus realidades es mera coincidencia), la septuagenaria esta vez no anotará su tercer gol en su tercer intento por el Oscar. Sin embargo, su interpretación quedará como una buena anécdota dentro de un film que en términos generales ha perdido fuerza de manera impresionante en vísperas de la entrega, pero que por otro lado debe sus laureles a la serie de actuaciones encabezadas por Day-Lewis y su pareja en pantalla, una camaleónica actriz que se ha mantenido en su perfil bajo una calidad sobresaliente dentro de la industria. Quizá la nominación le sirva para ser reconocida por una generación que ignora que fuera de su caja de bombones, hay un histrión ganadora ya de 2 Oscar.

Que se lo lleve para: Completar su tercio de premios dorados. Si lo llegara a lograr, Field implantaría un record, de tres nominaciones, tres victorias. De ser así también esperen un mar de lágrimas, pero de Anne Hatthaway

Predicción: Los Oscar son como una caja de bombones, nunca sabes que te tocará. Lastimosamente nosotros sí sabemos que Field se quedará sentada y sonriente esta ocasión

 

La que no puede faltar: Amy Adams (The Master)

Premios acumulados: Los críticos de Chicago, Los Ángeles y Vancouver fueron conquistados con su actuación

Experiencia Oscaril: Tres nominaciones previas en esta misma categoría de manera muy frecuente: Junebug (2005), Doubt (2008) y The Fighter (2010).

Probabilidades: 3% (Por no decir nulas)

Ya va para los 40 años y esta fenomenal actriz se sigue viendo excepcionalmente joven y bella. A nadie le queda claro de donde salió, pero lo que sí es un hecho es que Adams ya lleva 4 nominaciones en menos de 10 años y contando. Una lástima que nuevamente perderá en esta categoría por la perfecta interpretación de la emperatriz y esposa del líder de un naciente culto religioso (Esa mirada sin parpadear retumbará en mi mente por siempre), pero todo apunta a que sus nominaciones se verán por fin recompensadas para el siguiente año cuando la actriz se convierta a Janis Joplin. En The Master, Amy entrega su desempeño más sombrío y maduro, denotando la transición de joven a un maduro talento en manos del maestro director Paul Thomas Anderson, el cual a pesar de situarla en un duelo actoral masculino trascendental, el talento de Amy sale avante destacando por sus propias cualidades en la que quizá es la película más injustamente ignorada en la época de premios. Víctima también de polémica natural que conlleva el film, los académicos no podrían prescindir de su nominación por ningún motivo.

Que se lo lleve para: Alabar a Hubbard en plena premiación mientras todos hacen una orgía “religiosa” en su nombre (Espero que Scarlett Johansson esté en esta)

Predicción: Paciencia padawan, que la maestría será toda tuya el próximo año cantando Take another Little piece of my heart baby

 

La grata colada: Jacki Weaver (Silver Linings Playbook)

Premios acumulados: Ninguno

Experiencia Oscaril: Una nominación previa en 2010 por la extraordinaria cinta australiana Animal Kingdom.

Probabilidades: 2% (Por no decir nulas)

Ya lleva 50 títulos en su carrera y nadie la conocía hasta hace 3 años por el excepcional thriller australiano de corte gansteril Animal Kingdom. En esta ocasión la veterana actriz sale de ese matiz recio y oscuro por la que la conocimos y, sin dejar de lado su rol de madre característico de sus interpretaciones, se pone a la orden de David O. Russell para hacerse del papel de la madre abnegada en la búsqueda de la unión familiar ¡Nada fácil! Y menos cuando tu familia se compone de un hijo bipolar, otro medio imbécil y presuntuoso y un marido compulsivo y supersticioso. El papel más tierno y hasta cierto punto cuerdo de la trama es manejado con una sobriedad maestra por parte de Weaver, la cual se hace de su segunda nominación en apenas 3 años demostrando que la edad y Hollywood le sientan muy bien. Nada que hacer este año tampoco, pero con esta insistencia quizá prontamente la podríamos ver triunfadora… se lo merece.

Que se lo lleve para: Darle un Oscar más a esa joyita entrañable llamada Silver Linings Playbook.

Predicción: Nada que hacer, más que disfrutar la alfombra roja, las fotos y las entrevistas del canal E! que seguramente la posicionarán más en la mente del cinéfilo.

 

La resucitada: Helen Hunt (The Sessions)

Premios acumulados: A los críticos de San Francisco si les gustaron sus desnudos completos.

Experiencia Oscaril: Ganadora del Oscar como actriz protagonista por la entrañable As Good as it Gets de 1997

Probabilidades: 1% (Por no decir nulas)

Lo malo de una actriz como Helen Hunt es que, aunque actúa bien, siempre lo hace en el mismo papel, solo que ahora de forma desnuda. Tal vez ese peculiar factor esta ocasión le ha regalado su segunda nominación en una película donde el esperado para la premiación era el protagonista John Hawkes y no su terapeuta sexual, experta en tratar a personas discapacitadas para que estas encuentren y experimenten su sexualidad; Hunt encuentra su molde perfecto en un film agradable, lo que no le resta puntos, pero si la hace predecible en un papel que prácticamente ya ganó el Oscar e finales de los 90’s, solo que mejor explotado y en una trama más compleja y mejor narrada a lado de un Jack Nicholson con el cual formó una de las mejores parejas cinematográficas de aquella no tan lejana década. En The Sessions, Hunt encuentra una buena plataforma para literalmente resucitar de su anonimato, solo que esperemos que en un futuro se arriesgue con papeles fuera de su zona de confort.

Que se lo lleve para: Que se desnude ¿Por qué no? Si eso fue lo que le dio la nominación.

Predicción: Ni despojándose de sus ropas en plena ceremonia. Que disfrute su nominación pues quizá la academia ya no se muestre tan benevolente con ella

 

La que faltó: Kelly Reilly (Flight)

Premios acumulados: Solo un reconocimiento en el Festival de Hollywood

Experiencia Oscaril: Ninguna

Una gran actuación que se ve opacada gracias a una pobre dirección. Si, suele pasar, lo cual es lastimoso para esta hermosa y talentosa actriz que apenas comienza su carrera en las altas esferas de la industria. Reilly soporta la increíble actuación de Washington con una madurez envidiable, sin embargo sus apariciones están ligadas a un lento y somnoliento ritmo que su director no puede mejorar sino hasta la última secuencia donde el afroamericano termina por lucirse. Olvidando la desgraciada caricatura de Nicole Kidman en The Paperboy, la actuación de Reilly al menos tuvo que haber merecido el lugar que ocupa ahora Hunt, sin oportunidad alguna de ganar, pero al menos con un desempeño más honroso en la interpretación de una adicta a las drogas que busca su redención renunciado a su co-dependencia y a las sustancias mientras es cuidada irónicamente por un ser destructivo.

 

Análisis previos

Mejor Actriz

Mejor Director

Mejor Actor

Mejor Actor de reparto

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


7 comentarios

  • Pues si, la gatita miau Hatthaway dio buena actuación. Saco la escena del canto, adelgazo, se cortó el pelo… ya solo le faltaba una prótesis de nariz para el completo cambio físico… ja ja. Sin duda merecido el Oscar. Esperemos que después de ganarlo, los criticos sean benevolos con ella cuando decida hacer un churro comercial de taquilla.

    Responder
    • Que seguramente si lo hará mi estimada gaby, al parecer el Oscar a mejor actriz o de reparto suele ser en muchos casos una maldición mas que un premios, peor esperemos que Hatthaway sepa aprovechar el Oscar con mejores papales

      Saludos! Gracias por comentar!

      Responder
  • Ni pedo dijo el tapado, en esta ocasión la Anita mamacita Hattaway es más que la justa ganadora, verla cantar I dreamed a dream y no sentirse triste o “miserable” es porque uno no tiene corazón ni sentimientos.

    Responder
  • Amy Adams ella es la verdadera ganadora, se lo deben, la Hatthaway ya tendra otra oportunidad.

    El fin de semana pasado vi La Duda donde aparecen dos de los nominados de esta edicion, y mientras la veia me preguntaba como fue posible que ninguno de los tres ganara el oscar ese año.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*