El Otro Lenguaje del Cine (Rescatando Joyas)

Búsqueda. El ejercicio de hoy será de un formato diferente, vamos a explorar (musicalmente) una película que destrozo los sueños de los mas exigentes al haberse rodado como si hubiera sido un festival vacío de efectos especiales, un bodrio mata neuronas sin patas ni cola diseñado para nuestras enamoradizas jovencitas y un film opaco y olvidadizo de un director cansado.

Así pues, saquen los trajes a prueba de cochinadas y sumerjámonos a un mundo incierto, donde seremos guiados por la pura Fe que le profeso al arte en un viaje tortuoso lleno de entes mal intencionados de colores brillantes en donde se pondrá a prueba nuestra paciencia con el único fin de rescatar tres maravillas llenas de sentimientos y de gloria y potencia…

El Otro Lenguaje del Cine (Rescatando Joyas) Transformers

TRANSFORMERS, 2007

Esta primera pieza grita decepción por todos lados, filme malo, mediocre e insulto a nuestra materia gris y memorias de infancia, pero, con un soundtrack potente y enérgico (bueno, tenemos robots gigantes destornillándose, es justo lo necesario) y chafa que incluye a bandas como Linkin Park, Smashing Pumpkins o H.I.M. en facetas mas cansadas y comerciales de lo que nos gustaría admitir, sin embargo ahí abajo vemos un destello de genialidad en forma de una canción honesta y desesperada de una banda que tras 21 años de trayectoria, no ha cosechado éxito mayor y que logra proyectar esas ganas de vivir en forma de una balada rockera melancólica y sencilla.

Los Goo Goo Dolls nos presentan Before It´s Too Late (Antes de que sea tarde… Irónico)

El Otro Lenguaje del Cine (Rescatando Joyas) Eclipse

TWILIGHT SAGA: ECLIPSE, 2010

Vergüenza! Acusados pónganse de pie pues se dictara sentencia (se ponen de pie: Metric, The Bravery, Bat for Lashes, VAMPIRE WEEKEND, THE BLACK KEYS, THE DEAD WEATHER, FLORENCE + MACHINE y MUSE), a todos ustedes se les acusa de alta traición en contra de sus raíces, en contra de su coherencia como bandas Indie, en contra del arte en general y en contra de todos aquellos de sus seguidores con buen gusto y se les encuentra culpables, la sentencia será… Tómese por parte del lector como una pequeña broma (Muy justificada) pues todas las bandas nombradas tuvieron sus inicios solos, sin una disquera que los apoyara ni nadie que les dijera como hacer música, en mayor o menor grado, y aun así se vendieron al peor, al mas comercial y despreciable, a ninguna de estas bandas le hacia falta algo, pues ya todas estaban consolidadas en el gusto popular (Y lo siguen estando), sin embargo, a los mas acerrimos seguidores nos hacen preguntarnos, ¿Porque?, ¿Porque carajos si ya tenían todo accedieron a vender su nombre? Y la respuesta, tan obvia como siempre, dinero. Hago notar que no dije que las pistas del soundtrack sean malas, sino que constituye una ofensa (Para mi) el echarse para atrás en la ideología de tu banda, llámenlo “Evolución musical” si quieren, sin embargo cada quien es dueño de su libertad y puede hacer con su obra lo que guste
Disfrute de esta magistral obra, gloriosa en composición y arreglos, cantada por una ninfa moribunda en lo que su flamante escritor (Especialmente sensible en temas musicales) recupera la compostura


 

El Otro Lenguaje del Cine (Rescatando Joyas) Spanglish

SPANGLISH, 2004

En ultimo lugar tenemos a un James L. Brooks completamente diluido, entregando un ejercicio gris como el cemento que no tarda mas de lo que tomó en entrar para salir, moralina, aburrida, Adam Sandler, me entienden, sin embargo, Jimmy Brooks vivillo desde chiquillo decide “adornar” su filme encargando la parte musical al Maestro Hans Zimmer, a ese Zimmer multipremiado y omnipresente y que en su currículo como compositor encontramos mas de 100 peliculas ademas de un monton de colaboraciones con sus discipulos, este talentoso (Talentosísimo lo describe mejor) hombre entrega una composición preciosista, diáfana, prístina celestial, fuerte, amable, delicada, amorosa, cálida, maternal, sentimental, tranquila, vigorosa valiente, sublime, bella…
Dichosos nosotros al deleitarnos con esta obra para la cual no alcanzan las palabras, dichosas nuestras almas al resonar con este fragmento de paraíso…

Llegamos al final de este recorrido, llenos, satisfechos y un poco mas libres del concepto de bueno y malo.
Hasta la proxima

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


2 comentarios

  • Debo admitir que conoci a Paramore y Muse por esa nefasta película llamada Twilight. Por cierto la rola de Collective Soul que va en ese soundtrack esta de lux.

    Bueno ya fueron muchas confesiones para un solo post 😉

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*