Pronóstico Palomero (Estrenos del 1 al 15 de Enero)

Queridas y estimados feligreses del 2019:

Antes de prometer cosas que no van a cumplir como bajar los kilitos, comenzar la dieta o dejar sus relaciones tóxicas; mejor pónganse como principal propósito este año, no volver a hacer el ridículo cuando van al cine con la ayuda de su sagrada ciencia predictiva, nuestro consagrado Pronóstico Palomero, que en este 2019 conserva la única voluntad y deseo de alejarlos del bodrio y acercarlos apóstoles de la sabiduría y el vasto conocimiento fílmico, agradeciéndoles a través de inmortal y humilde servidor su confianza, lealtad y dispersión de la sacrosanta palabra profética. ¡Bienaventurados sean! ¡Feliz nuevo año lleno de buen cine!

¡Ya llegó! ¡Ya está aquí! ¡Y es del 2019! ¡El atemporal! ¡El alfa! ¡El omega! La única guía predictiva del cine, la cartelera y sus estrenos ¡El Pronóstico Palomero! Con un 91.5% de efectividad predictiva avalada por el calendario gregoriano y los proféticos códices mayas ¡Recuerda! Que ir al cine si tu Palomero es como un nuevo año sin propósitos o sin calzones rojos, como Rocky sin Tecate, como J-Lo sin trasero, como Gokú sin Chi Chi, como el giallo sin Suspiria, como Sherlock sin Watson, como la Ciudad de México sin IMECAS ¡No se puede! ¡¡Imposible! ¡Vulgar! ¡Denigrante! Comparte la sabiduría fílmica y dile no al maldito bodrio del 2019.

Atte. El Fett

 

Calendario Palomero

 

Estrenos del 1 de enero

Creed II: Defendiendo el Legado (Creed II, Estados Unidos, 2018)

Apta para: Este ritmo ver al Canelo vs. Creed en la siguiente secuela

Créditos: Steven Capler Jr., otro salido de la escuela de Sundance que es seducido por el impresionante botox en los cachetes del Sr. “Bax” Sylvester Stallone. También repiten en sus papeles Michael B. Jordan, Dolph Lundgren y Thessa Thompson.

De qué va: Drago como coach de su hijo para retar a Rocky y a su protegido, el hijo del que alguna vez mató en el ring, Apollo Creed.

Expediente: 8ª  cinta de la saga “Rocky” que cambió convenientemente de nombre en 2015 a “Creed”, debido a que Sly ya no se podía ni mover más que para hacer comerciales de Tecate.

Pronóstico: Aunque la inmediata predecesora fue una completa y aburrida decepción de relevo generacional, esta segunda parte (que en realidad es octava pero que funciona mejor como continuación directa de Rocky IV), es de manera sorpresiva y sin temor a equivocarme la mejor secuela sobre Rocky por 3 aspectos principales; el primero, que no requiere ningún truco narrativo más que el de un correcto y mesurado uso de sus elementos nostálgicos para encausar la emoción necesaria entre propios y extraños a la saga (hasta la partitura de la cinta original es mejor empleada en esta ocasión); el segundo, que funciona libremente de toda la saga al imprimir un muy ágil ritmo, una trama conexa bien delimitada y un par de clímax con gran valor emocional; el tercero y muy a pesar de ser la misma pinche sopa argumental de siempre, que al parecer el libreto y su director repiten todo el molde sin alteraciones o exageraciones histriónicas, dejando a Stallone y a Lundgren con pocos y precisos momentos, y centrando el relato en una especie de testimonio paternalista que se desempeña de manera idónea para cualquier tipo de edad, seguidor o no del deporte pugilístico.

En otras palabras, Creed II es una verdadera sorpresa, tan entretenida que a la percepción del espectador puede que parezca de la mitad de tiempo del que en realidad dura (un poco más de dos horas). Para los seguidores de la saga es un imperativo, para los demás tal vez la futura película favorita de todos sus domingos sin nada que hacer.

Dato curioso: Algunas escenas no utilizadas en el corte final de Rocky IV aparecen aquí

Calificación predictiva: 3/5 Disfrutable Mehhh

 

Máquinas Mortales (Mortal Engines, Nueva Zelanda, 2018)

Apta para: Mandar a enchular la máquina de escribir tan jodida de Peter Jackson

Créditos: Un prestanombres llamado Christian Rivers, que anteriormente se dedicaba a los efectos visuales bajo las órdenes de su patrón Peter Jackson. Protagoniza Hugo Weaving y un bonche de adolescentes europeos que en tu vida has visto.

De qué va: Tras un cataclismo que casi acaba con el mundo, la humanidad se ha adaptado a través de las ciudades móviles, impresionantes camionetones que absorben pequeños poblados en carritos para optimizar recursos

Expediente: Basada en la serie de novelas de Philip Reeve, originadas en 2001 y a la fecha con 11 obras, las últimas dos apenas publicadas en 2018.

Pronóstico: Si usted pensaba que Jackson había tocado fondo al violar de manera grotesca a The Hobbit, pues déjeme decirle que esto alcanza nuevos límites dentro de su absurdez narrativa, de nuevo forzando la historia con una interminable serie de secuencias de acción que al final no aportan nada a una simplona y predecible trama (más que posiblemente el riesgo de sufrir ataques epilépticos y nauseas). Por supuesto que al esconder su responsabilidad con uno de sus empleados, el ridículo se incrementa al no tener control sobre unas exageradas actuaciones ajenas a toda empatía, sellando su tumba en una plataforma de referencias a lo “Star Wars”, pero sin ningún encanto o personaje medianamente cautivante que le ampare dicha similitud.

Tan desafortunada como olvidable, será mejor ver a un Jackson bajo de perfil restaurando y dirigiendo cierto documental sobre la primera guerra mundial que ya ronda de manera online. Y por cierto, que no sea hijo de puta y no se le olvide recontratar a su muchacho con aumento de sueldo por los inconvenientes que le acaba de causar a su vida y metas profesionales.

Dato curioso: Hay un cameo de ¡Minions!

Calificación predictiva: 2/5 Absurda

 

Había una vez un Deadpool (Once Upon a Deadpool, Estados Unidos, 2018)

Apta para: PG-13

Esto no es una nueva película, sino una parodia pobre y de mal gusto sobre la ya estrenada Deadpool 2 a manera de relato ochentero y usando al olvidado Fred Savage para que el mismo Reynolds le cuente, como en La Princesa Prometida, sus aventuras y peripecias. Me pregunto si esta artimaña promocional era necesaria cuando esta secuela fue en su divertida sátira, quizá la mejor cinta de superhéroes (en acción real) del 2018, si pretensiones de querer ser Hamlet, causar pena ajena en los Globos de Oro y/o ser una tragicomedia desequilibrada con polvitos mágicos al final. Esto es algo muy bajo incluso tratándose del bien intencionado Deadpool

Calificación predictiva: 1/5 Cochinada

 

Somos Campeones (Campeones, España, 2018)

Apta para: Llevarse el Goya

Se suponía que este drama de tintes cómicos y adepto a la tendencia de inclusión y discapacidad social con 11 nominaciones a los Goya sería la representante de España en los Oscar, sin embargo y a pesar de las buenas intenciones de Javier Fesser, en una aproximación más realista y madura a la que nos tiene acostumbrados (pero no por eso menos entrañable), la historia sobre un equipo de baloncesto compuesto por personas con discapacidad intelectual se quedó corta frente a otras muy superiores obras (Cold War o The Guilty por nombrar dos europeas). Aun así vale la pena por la impresión honesta y nada artificiosa de sus hechos, resultando en un tierno y ágil desarrollo.

Calificación predictiva: 3/5 Disfrutable Mehhh

 

Destrucción (Destroyer, Estados Unidos, 2018)

Apta para: Que olvidemos esa horrible imagen de Nicole en Aquaman

Créditos: Vuelve con mayor fuerza y presupuesto Karyn Kusama, la cineasta neoyorquina que parece mejorar con cada proyecto y que sorprendió a todos en 2015 con la soberbia “Get Out” para blancos, The Invitation. Protagoniza la muy activa Nicole Kidman, junto a Toby Kebbell, Sebastian Stan, Scott McNairy y Bradley Whitford

De qué va: Una ex policía encubierta apenas como que se anda recuperando de los traumas que le ocasionó su última misión, cuando reaparece el líder de la banda mafiosa con el que se relacionó.

Expediente: Nominación al Globo de Oro y victorias recientes en Denver y en el sindicato de mujeres críticas, le dan empuje a Kidman para lograr una nueva nominación al Oscar.

Pronóstico: Si algo sabe Kusama es crear una tensión tan sofocante que hace que el espectador sienta una empatía no con su posiblemente cuestionable protagonista (elemento estructural que suele utilizar), sino con la situación que le agobia, sabiéndola incrementar en intensidad e interés conforme avanza la historia. Si bien aún es temprano para corroborar el progresivo crecimiento de la cineasta, no cabe duda que esta se sacó la lotería con la que se dice es el mejor y más exigente papel de Kidman en su carrera, por lo que la propia interpretación podría ser lo suficiente para maquillar las fragilidades de un metraje de casi dos horas de duración, mientras que el libreto se encargue de la estructura y deconstrucción de su protagonista en lo que parece ser al menos en el papel, el mejor thriller gringo del 2018, género con el que la industria americana se vio escaso en propuestas de calidad el recién finalizado año.

Dato curioso: Stan se preparó para su papel asesorándose con un verdadero agente del FBI

Calificación predictiva: 3.5/5 Se Deja Ver

 

Cómprame un Revólver (México, 2018)

Apta para: Que ya dejen descansar a Roma

Participante en Festival de San Sebastián y en la quincena de realizadores de Cannes, el mexicano Julio Hernández Cordón incurre en un riesgo narrativo que se le agradece a pesar que de nuevo se ampara en su cansino tópico sobre el narco, el cual es cambiar su radiografía social por un relato atemporal más en línea de la ficción especulativa, donde una niña que esconde su género, le ayuda a su papá a cuidar un campo de baseball donde juegan traficantes de drogas. La excelente fotografía y su distinto enfoque sobre la violencia social le dan a Cordón no solo su mejor película, sino al cine mexicano una de sus más interesantes propuestas en los últimos años.

Calificación predictiva: 3/5 Disfrutable Mehhh

 

Estrenos del 11 de Enero

Dragon Ball Super: Broly (Japón, 2018)

Apta para: Seguir incrementando tu otaku ki

Fíjense que el personaje de Broly había tenido ya 3 apariciones previas en películas de Dragon Ball Z, en 1993, 1994 y 1995 (aunque en esta última es una especie de clon), presentándose como el verdadero Super Saiyajin nacido el mismo día que Gokú. Sin embargo la nueva etapa de la serie “Súper” al parecer hará caso omiso de dichas intervenciones para estructurar desde el inicio a este personaje, que por cierto y a diferencia de otras cintas del canon, será provisto de una mayor estructuración y empatía, características que no se suelen ver muy a menudos en estos entretenidos fragmentos animados dirigidos de manera única y especial a su fandom.

Calificación predictiva: 3/5 Disfrutable Mehhh (solo para un impresionante ki de fanatismo)

 

Jefa por Accidente (Second Act, Estados Unidos, 2018)

Apta para: Seguir pagando el seguro del trasero de J-Lo

¡Vamos! que esas sentaderas no se pagan solas, con ustedes otro de esos bodrios de superación personal en la que una mujer que le agobia no tener un título universitario, demuestra por azares del destino estar lista para ocupar el puesto de CEO en una empresa transnacional ¡Wow! En definitiva una guía de verdadero emprendedurismo para esta generación centennial tan explotada con trabajos de medio tiempo, avalada por kilos de glúteos, música pop que aparece por arte de magia para solucionar de todos los problemas de la vida y la dirección de uno de los más peligrosos e inútiles directores de comedia, Peter Segal, salido de la escuela de Adam Sandler.

Calificación predictiva: 1/5 Cochinada

 

El Príncipe Encantador (Charming, Canadá, 2017)

Apta para: Preservar el patriarcado opresor en los cuentos de princesas

A pesar de su desesperado intento de venderse como la nueva creación de los productores de Shrek, este cuento sobre un machista príncipe con miedo al compromiso y que trae como a 3 princesas a sus pies, logra ser trasgresor no por su historia, sino por lo burdo e idiota de su propuesta con un nulo entretenimiento, musicales de pacotilla, personajes que harán que las feministas se pongan furiosas y con un pobre diseño de animación que la convierten en una de las peores animaciones de los últimos tiempos. Dirigida por Ross Venokur, un perdedor canadiense que como dato curioso fue el escritor en 2001 del súper fracaso de la primera serie de The Tick

Calificación predictiva: 1/5 Cochinada

 

Belzebuth (México, 2017)

Apta para: Para que se te meta el demonio del mal cine mexicano

Otra película salida del molde mierdero gringo que por desgracia de nuevo le va a quedar grande a uno de los mejores y más desperdiciados actores mexicanos, Joaquín Cosío, el cual hace lo que puede con una cinta que a pesar de presentar una idea fresca sobre el tópico de exorcismos, decae progresivamente en una espiral de aburrimiento y falta de lógica interna gracias a la inutilidad de su director Emilio Portes, ente del mal que a pesar de comenzar promisoriamente su carrera con Conozcan a la Cabeza de Juan Pérez, con el tiempo fue poseído por el demonio del mal cine para convertirse en uno de los principales agentes del mal del cine nacional

Calificación predictiva: 1/5 Cochinada

 

Suspiria: El Maligno (Suspiria, Italia, 2018)

Apta para: Que llames por su nombre Guadagnino y mandarlo a chingar a su madre

Créditos: El morboso y sobrevalorado Luca Guadagnino comete un suicidio autoral al meterse con una obra calificada como “intocable”. Lo acompañan en esta autoflagelación (por sus pecados de haber dormido a medio mundo con Call me by your name) Dakota Johnson, Tilda Swinton y Chloe Grace Moretz

De qué va: Una adolescente gringa viaja a Berlín para inscribirse en la escuela más importante de danza, pero apenas llega y se empiezan a desatar una serie de sucesos que se originan de un misterioso y maligno secreto dentro de la Academia

Expediente: Remake del clásico de horror de 1977 dirigido por Dario Argento, uno de los precursores y padres del estilo “giallo”

Pronóstico: Ganadora en Venecia y en varios círculos de crítica en relación a sus efectos especiales y al soundtrack y canción compuestas por Thom Yorke, esta nueva versión del clásico “giallo” es exactamente eso, pura envoltura para un relato sin el suficiente sustento para hacerle justicia ya no digamos a su original, sino al tiempo perdido en otro despliegue de morbo y pretensión de parte de uno de los directores más inflados de los últimos años.

Afortunadamente aquí no hay “gays” que clamen premios a una película insulsa y aburrida nada más por ser “gay” como pasó con la soporífera Call Me By Your Name, así que el italiano se verá desnudo ante la incapacidad de proponer de un suspenso adecuado a una historia que evocaba misterio, terror e impresionismo del más honesto sin la necesidad de sobre explicar las cosas, un mal narrativo en el que Guadagnino incurre constantemente y que en el terror simplemente no funciona, pues el mismo género requiere dejar ese halo de fantasía y horror en lugar de justificar hasta lo que no hace falta.

Dato curioso: Dakota Johnson declaró haber terminado con el terapeuta tras el rodaje del film

Calificación predictiva: 2.5/5 Mediocre

 

Y les pegó el amor (Mon poussin, Francia, 2017)

Apta para: Unas buenas nalgadas para sus adolescentes

Otra insufrible comedia francesa no tan alejada de los estereotipos vulgares de Videocine (y de la cual siempre existe la posibilidad de que pueda convertirse en remake). Dirigida por un inservible Frederic Forestier, la historia va sobre un adolescente chilletas de 17 años que al ser abandonado por su novia, caerá en una espiral de depresión de la que sus padres intentarán rescatarlo mediante las situaciones más ridículas y los gags más babosos posibles. Lo que aquí sorprende no es la similitud de cagadas entre México y Francia, sino el año de producción, y es que nos siguen importando mierda de 2 años atrás ¡Ya por favor!

Calificación predictiva 1/5 Cochinada

 

Una Entrevista con Dios (An Interview with God, Estados Unidos, 2018)

Apta para: Confesarse de ver mal cine

Desde 1994 que Perry Long no dirigía un largometraje ¡Y se nota! Porque este inútil ejercicio religioso no es más que la traducción de la Biblia en diálogos y personajes planos y bobos que pasan por las situaciones más convenciones y menos interesantes posibles. Una lástima que a pesar de su reparto sacado de la calle, se desperdicie a un actor como David Strathairn como el personaje que supone la atención y misterio, pero más alarmante y urgente sería entrevistar a Dios para preguntarle si en verdad le gustan este tipo de bodrios aleccionadores que solo degradan el intelecto y dejan ver el tópico religioso como algo totalmente ajeno a la calidad fílmica

Calificación predictiva: 1/5 Cochinada

 

Vox Lux: El Precio de la Fama (Vox Lux, Estados Unidos, 2018)

Apta para: Ver nacer otra estrella

Créditos: Brady Corbet, jovenzuelo de 30 años en su segundo film, se hace de los servicios de Natalie Portman y Jude Law, en lo que viene siendo también la cuarta colaboración entre estos dos.

De qué va: Antes de un gran concierto, una estrella del pop deberá vencer sus fantasmas y aceptar una serie de accidentadas situaciones que la llevaron hasta ese momento, su estrellato.

Expediente: Presentada en el Festival de Venecia, Corbet no corrió con la misma suerte que tuvo en 2015, cuando en su debut se llevó el Premio Horizontes al mejor director por The Childhood of a Leader

Pronóstico: A Corbet le quedó grande la selección oficial de Venecia, en donde se llevó muy duras críticas por su poca tibia crítica hacia el star system y la escena del pop. Sin embargo esta versión menos melosa y más “realista” de “A Star is Born” ve en Portman una oportunidad de sostenerse durante una segunda mitad de metraje que cumple a medias su objetivo, representando con soltura el  tóxico detrás de los escenarios y equiparando la calidad de su propuesta visual, la cual sirve también como una analogía de luces de neón de la personalidad de su accidental heroína.

En general una propuesta decepcionante que al final fue coherente con su atropellada producción y estreno después de su “dead line“, desperdiciando lo que quizá pudieron haber sido un par de nominaciones a Portman de tomarse un poco más de tiempo en a sala de montaje para lanzar una versión mucho más ágil y coherente con su discurso.

Dato curioso: Portman grabó sus escenas en tan solo 10 días

Calificación predictiva: 2.5/5 Mediocre

 

Holmes & Watson (Estados Unidos, 2018)

Apta para: Sobajara tu IQ

Etan Cohen (no confundir con Ethan Coen) tiene el privilegio de presentar la película más asquerosa del 2018 acorde a varios a sitios de ponderación fílmica, pero no hablemos de esta bazofia abominable sin humor ni química, y mejor enfoquémonos al curios caso de un actor tan solvente como John C. Reilly, que en muchas ocasiones parece hacerle el favor a su amigo Will Ferrell degradando un talento nato que en el mismo 2018 se comprobó con Stan & Ollie y con el apoteósico western The Sisters Brothers (sin olvidar su voz de Ralph en la secuela), donde por fin encontró el tan anhelado protagónico que le ha justicia a su versatilidad.

Calificación predictiva: 0/5 Mierda

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*